«No pain, no gain» o lo que traducido es algo como «sin esfuerzo no hay ganancia». Esta máxima es algo que los alumnos de la escuela de squash que el Benedikta Squash Eskola puso en marcha a finales del pasado año tienen muy claro.

Esfuerzo y aprendizaje
A partir de la repetición de movimientos, de la interiorización de cómo moverse en la pista, es la manera en que luego van a poder atacar a la bola en las mejores condiciones. Poco a poco los alumnos de la escuela, van aprendiéndolo, aunque a veces ello suponga una dura exigencia física.

Benedikta Squash Eskola a pleno rendimiento

¿Quieres que tu hijo pueda aprender y disfrutar del squash?
Conoce cómo funciona la Benedikta Squash Eskola.